regresar a principal

Aunque vivamos en un mundo ruidoso
donde hay crisis y soledad...
existe en nuestro interior un espacio sagrado
donde podemos vivir la intimidad,
el espacio Dios- con-nosotros
verdaderamente nuestro hogar.
Se llega ahí por el silencio que escuhca a Dios
que nos habita, y por el silencio que acoge
a Jesús en el hambriento, sedoemtp, desnudo, enfermo, encarcelado...
El silencio en el que viven las almas grandes
se llama AMOR.