regresar a principal

Postura Congregacional:

Como parte de una humanidad sedienta
 de Dios, de Comunión, de Justicia, de Vida, de Paz,
 nos sentimos llamadas
 A SITUARNOS EN LA VIDA CON
 SENCILLEZ, HUMILDAD, CON HONDURA,
 COMO COMUNIDAD DE DISCÍPULAS
 OYENTES DE LA PALABRA.